martes, 9 de agosto de 2011

Argumentación Peregrina

Aparte de tener este bonito blog que creo que no lee ni Dios, confieso que soy asiduo mirón y comentarista de otros.

Y una cosa que he comprobado es que se está perdiendo el noble arte de discutir. No el sucio arte de insultar, o el dudoso arte de marear la perdiz, sino el NOBLE, insisto, arte de discutir con lógica y con argumentos.

En otro post ya hablaré de lógica formal, de momento quiero señalar 3 "argumentos" que en diferentes variantes no dejan de repetirse en múltiples comentarios por múltiples comentaristas, y que, pese a su aspecto convincente, en realidad son bastante huecos.

Son los siguientes:

1) TENGODERECHOA

2) SENOTAQUEATINOTEHATOCAO

3) ESUNATENTAOCONTRALADIGNIDÁ

Veámoslos uno a uno:

1)"TENGODERECHOA..."

Asunto de Ejemplo: Nueva Ley que dice que médicos y pacientes no pueden anunciar alimentos

Argumento Peregrino: "No me parece bien esta medida porque elimina el derecho que tienen los médicos a hacer publicidad"

Peregrinez Explicada: No existe ningún derecho que se parezca lo más mínimamente al "derecho a hacer publicidad"

"Tener derecho" es algo que significa cosas diferentes según el contexto. No es lo mismo:

a) "No te comas todas las aceitunas, hombre, que yo también tendo derecho a probarlas" que

b) "según lo que pone el convenio, tienes derecho a 22 días de vacaciones"

En la primera frase se nombra algo que, a juicio del que lo dice, le parece justo. Pero se trata de su opinión subjetiva, a lo mejor al que se está comiendo todas las aceitunas no le parece justo lo que propone el otro porque antes este otro se comió todas las papas. Aquí "tengo derecho a" significa "a mí parece que lo justo es...", y cada cual puede tener su propia visión de qué es lo que es o sería más justo. En cambio, en la segunda frase se hace referencia algún tipo de ley o normativa en vigor, que todo el mundo (en el ámbito de la conversación, al menos) ha de respetar.

El argumento peregrino consiste en confundir (inconscientemente o no) el significado de "tener derecho" de la frase a) con el significado de la frase b)

Otros ejemplos: "Tengo derecho a saber todos los detalles de la vida privada del rey puesto que le pago de mis impuestos"

"Tengo derecho a salir de fiesta de vez en cuando"

"Tengo derecho a aparcar el coche en la calle en la que vivo"

"Tengo derecho a trabajar de lo que he estudiado" etc...


2)"SENOTAQUEATINOTEHATOCAO.."

Asunto: Prejuicios de todo tipo (moros, gitanos, negros, homosexuales, etc.)

Argumento peregrino: "Sí, si, yo también creía en la igualdad y todo eso, hasta que tuve como vecinos a unos rumanos, uy si yo te contara..."

Peregrinez Explicada: 1) Las anécdotas puntuales no sirven para probar nada 2) La experiencia propia no es más válida que la experiencia de los demás o que los datos objetivos 3) Las personas son muy selectivas con las anécdotas que cuentan: normalmente sólo cuentan aquellas que les sirven para confirmar aquello que están defendiendo.

Pongamos que me atraca un tipo de raza blanca, joven, rubio, de 1'70, en vaqueros y zapatillas. A la luz de este suceso, y observando las características del atracador, de las siguientes conclusiones ¿cuáles son válidas y cuales no?

a) Todos los blancos son unos ladrones

b) Todos los jóvenes son unos ladrones

c) Todos los rubios son unos ladrones

d) Todos los ni muy altos ni muy bajos son unos ladrones

e) Todos los que visten con vaqueros y zapatillas son unos ladrones

f) Todos los hombres son unos ladrones

g) Todos los mamíferos son unos ladrones

h) Todos los seres vivos son unos ladrones....

Y es que no se puede generalizar a partir de pocas experiencias (por no hablar de una sola) A pesar de la debilidad lógica de argumentar con anécdotas, estos argumentos suelen tomarse con muchísima seriedad. En parte esto es por la manera en que funciona nuestro cerebro, que parece diseñado para tener prejuicios: pongamos que un señor con algún detalle inusual, por ejemplo un parche en un ojo, te ocasiona algún tipo de mal. Sin duda cuando veas a otro señor distinto que también tenga un parche en el ojo, te asustarás o al menos recordarás la mala experiencia. Sin embargo, la persona que te agredió, aparte de un parche en el ojo, tenía infinidad de otras características, p.ej., era moreno, llevaba zapatos marrones, etc. Es poco probable que te asustes al ver a otra persona con zapatos marrones, porque llevar zapatos marrones es "normal" mientras que tener un parche en el ojo "no es normal", y nuestro cerebro nos dice que la diferencia en los resultados (este señor nos agredió, pero la mayoría no nos agrede) tiene que estar relacionada con algún tipo de detalle inusual. Esta asociación se hace a nivel inconsciente, no razonado, y es muy difícil deshacerse de ella.

Otro detalle que hay que tener en cuenta es que, la mayoría de las veces, el que usa el argumento de la anécdota no hace ningún esfuerzo para demostrar que la anécdota sucedió realmente, o que sucedió tal y como la describe. Te lo has de creer y punto, no suele haber manera de contrastar la experiencia. Es muy fácil, sobre todo en el semianonimato de internet, defender por ejemplo la idea de la existencia de móviles perpetuos diciendo que un primo tuyo conoce a alguien que inventó uno.

Las anécdotas en cambio sí que sirven para REBATIR afirmaciones generalizadoras. Por ejemplo, si alguien afirma que todos los cisnes son blancos, basta con que yo tenga constancia de una sola ocasión en la que haya visto un cisne negro para rebatir esa afirmación. Pero al revés no funciona: no basta el que yo haya visto en una sola ocasión (o dos, o tres...) un cisne negro para que pueda concluir que todos los cisnes son negros. Para sacar conclusiones generales, hay que recurrir a la estadística, las anécdotas no sirven.


3) "ESTOESUNATENTADOCONTRALADIGNIDÁ"

Asunto: Argumentos variados que tiene por efecto prohibir en los demás cosas que nosotros nunca haríamos. O dicho de otra manera, se intentan convertir gustos en leyes, normalmente en forma de prohibición.

Argumento Peregrino: "Yo me suicidaría antes que prostituirme, por lo tanto, todas las chicas que se prostituyen lo hacen obligadas. Por eso hay que prohibir la prostitución"

Peregrinez Explicada: El que a alguien en particular no le guste, o no soporte, o no entienda, algo, no significa que al resto del mundo no le guste, no lo soporte o no lo entienda. El límite de la libertad propia es la libertad de los demás, no la aprobación de los demás, incluso estando en minoría. En democracia también se pueden cometer abusos, y los derechos individuales son la única defensa que tiene el individuo ante los abusos de la democracia (p.ej. "se aprueba por mayoría aplastante de 4 contra 1 (80% a favor, 20% en contra, 0% abstenciones), que el grupo mayoritario (4 miembros) golpee, mate, robe y se coma al grupo minoritario (un miembro). Otro gran triunfo de la democracia."

Usando este argumento peregrino, se han intentado prohibir, a lo largo de historia, todo tipo de cosas:

a)"Soy un hombre, y pensar en acostarme con otro hombre me da asco. Dos hombres juntos es una cosa asquerosa. Hay que prohibir la homosexualidad."

b)"La música heavy me da dolor de cabeza. No debería permitirse una música que da dolor de cabeza. Hay que prohibir la música heavy."

c)"Fumar es malo para la salud. Todo el mundo quiere tener buena salud. Ergo hay que prohibir la venta y consumo de tabaco"

d)"No entiendo como esa chica puede llevar ese burka encima con el calor que hace. El burka no debería estar permitido"

El argumento suele seguir este esquema:

I) X no me gusta

II) Seguro que a los demás (o a la mayoría) tampoco les gusta X, ya que yo no concibo que pueda haber alguien a quien le guste X

III) Como todos (o la mayoría) estamos de acuerdo en que no nos gusta X, hay que prohibir X

El razonamiento es erróneo, tanto cuando se pasa de I a II, como cuando se pasa de II a III.

También se puede encontrar la siguiente variación:

I) X no me gusta

II) Yo soy bueno/normal

III) A las personas buenas/normales como yo tampoco les puede gustar X

IV) Lo que a las personas buenas/normales no nos gusta, ha de ser prohibido

Seguramente las personas a las que les guste hacerse trenzas con los pelos del sobaco son minoría. Seguramente la mayoría no pueda llegar a entender este comportamiento de ninguna manera ¿Significa eso que hay que prohibir hacerse trenzas con los pelos del sobaco? Pues no. Hay que prohibir sólo lo que genere daño a la sociedad, no lo que no le guste a la mayoría. ¿prohibimos el helado de fabada, basándonos en que el 99% de la personas lo considera repugnante?



Nota Final:
También quiero recordar que el que un argumento sea peregrino no significa que lo que se afirme sea falso, sino que el argumento esgrimido no demuestra nada, y que si se quiere convencer a alguien, hay que usar argumentos de verdad.

2 comentarios:

Museo Pobre del Pintor dijo...

Felicitaciones por el blog.
He llegado aquí por mi estupefacción ante el comentario de Felipe González ante los ecraches. Me ha parecido un comentario si no mal intencionado, al menos bastante peregrino.
Gracias por saciar mi curiosidad.

Julio dijo...

Guau! Esta entrada rebosa sabiduría. En serio... me ha gustado muchísimo. Gracias!!